Electric Light no tuvo rivales en su victoria más importante.

Electric Light no tuvo rivales en su victoria más importante.

El clásico Carlos Campino (G2) presentaba sólo a cuatro rivales y ante ese panorama la pupila de Patricio Baeza asomaba como una de las fijas del día en el desafío de 1.800 metros por el césped de Blanco Encalada.
Luego de tomar la delantera al poco andar, la hija de Lookin at Lucky hizo todo fácil, dominó sin pasar zozobras y al final fueron 1 3/4 cuerpos los que la separaron de Quimera Ideal, con Hibari completando el podio a 1 largo.
Tiempo de 1.49.51 estableció la criada y defensora de Don Alberto que fue montada por Óscar Ulloa

Deja una respuesta