A Ñiquense no le pesó el favoritismo

A Ñiquense no le pesó el favoritismo

Los 1.900 metros del clásico hándicap Jorge Inda Guzmán fueron el telón de fondo del tercer triunfo jerárquico del hijo de Constitution, que venía de terminar séptimo de Lukka en el Gran Premio Hipódromo Chile (G1).
Con Óscar Ulloa estrenándose en los estribos, el criado y defensor de haras Don Alberto pudo más que Café Ristretto y lo superó por 1 1/4 cuerpos, mientras el podio a 3/4 lo completó Waiwen.
1.57.19 fue el crono que marcó el pupilo de Juan Pablo Baeza

Deja una respuesta