En pista voladora, Gran Sensei dominó de principio a fin

En pista voladora, Gran Sensei dominó de principio a fin

Para nadie es un misterio lo rápida que está la cancha del Chile y eso lo aprovechó al máximo el crédito del stud Don Simón para firmar el tercer grito jerárquico de su palmarés en el clásico hándicap El Gomero.
El mulato que crio haras Dadinco no había podido subirse al podio tras su reaparecida, pero esta vez se benefició de las condiciones para salir al frente y mantener posición hasta la meta, donde sacó 1/2 cuerpo sobre Alao y 4 1/2 ante Raskolnikov.
Ányelo Rivera y José Álvarez formaron la dupla con el hijo de Van Nistelrooy que paró el reloj en 1.23.68 para los 1.400 metros.

tx elcrackchile.cl

Deja una respuesta